Blog

El viaje hacia el minimalismo

Hola! Los quiero invitar a acompañarme en este increíble viaje hacia el minimalismo, vamos a recorrer un camino […]

El jeans favorito

Te ha pasado que tienes tu closet lleno de ropa y cada mañana te levantas y tardas varios minutos en decidir que te vas a poner para ir a trabajar?

O peor aún, tienes algún evento importante y demoras horas en elegir que usarás y al final terminas siempre usando el mismo vestido o la misma blusa porque es con lo que te sientes mas cómoda y te queda mejor?

¡Si te gustó, compártelo!

Cuando me amé de verdad

Comparto con ustedes las bonitas palabras de alguien era capaz de expresarse casi sin palabras.  “Cuando me amé […]

El primer click…

Hoy les voy a hablar del primer click que me llevó a cambiar mi estilo de vida y a cuestionarme mi apego por las cosas.

Cuando descubrí accidentalmente el método Konmari, de Marie Kondo, me generó mucha curiosidad, por lo que le pedí a mi marido que me regalara para San Valentín el libro “La magia del orden” y así en febrero de este año comencé a leerlo.

¡Si te gustó, compártelo!

Déjalo ir…

  • No somos nuestras cosas
  • Somos mas que nuestras posesiones
  • Nuestros recuerdos están dentro de nosotros, no con nuestras cosas
  • Nuestras cosas pesan sobre nosotros mental y emocionalmente
  • Las fotografías viejas se pueden escanear
  • Puedes tomar fotos de las cosas que quieres recordar
  • Las cosas que tienen un valor sentimental para nosotros puedes ser útiles para otras personas
  • Dejar ir es liberador
¡Si te gustó, compártelo!

Mi punto de partida

A pesar de todas las cosas que logré acumular con el paso de los años no me sentía más plena ni más feliz, tenía las mismas inseguridades de siempre, me veía atrapada en la misma ansiedad y stress de siempre, comprar solo me otorgaba una emoción temporal, que al llegar a mi casa se convertía en culpa por agregar más cosas a mi espacio atiborrado, no tenía ninguna claridad de por qué ni para qué me estaban sirviendo todas esas cosas, pero aún así seguía dándole un valor inmenso a los objetos.

Pero este año comencé a romper el circulo vicioso del consumismo y la acumulación, cómo?

¡Si te gustó, compártelo!

Acumuladora de profesión…

Toda mi vida he tenido alma de acumuladora, desde  niña recuerdo haber tenido mi pieza recargada de cosas, las paredes a mas no poder de decoración, un escritorio lleno de pequeñas figuras decorando como recuerdo de distintas aventuras, el closet lleno de ropa y de cosas guardadas “por si acaso” algún día las necesitaba (desde papel para envolver regalos, cajas de todos los tamaños vacías, lápices sin usar o sin tinta de “recuerdo” hasta artículos sin utilidad alguna y sin ningún valor sentimental), probablemente la carencia de afecto en mi niñez influyó mucho en esto, ya que mi madre no es una persona muy afectuosa y cuando podía me demostraba el cariño comprándome cosas.

¡Si te gustó, compártelo!