Soltar el miedo a soltar…

Cuando partí mi camino en el minimalismo lo que más me daba miedo era soltar, dejar ir, tenía miedo de dejar ir las cosas, los objetos con que me identificaba, la ropa, el pasado, el futuro, los amigos, los planes, las expectativas…

Por lo mismo partí por lo más fácil que era la ropa, y saben qué? no fue nada difícil dejar ir la ropa que no me hacía feliz, fue incluso muy agradable poder conservar solo lo que me gusta y me hace sentir bien. Después vinieron los libros, los papeles, los cds, el maquillaje, las cremas, las carteras, los accesorios, los utensilios de cocina, y así seguí el proceso paso a paso, y mientras mas avanzaba mas claro se veía el panorama, he aquí algunas de las cosas que he aprendido:

-Si vuelvo a necesitar algo de lo que dejé ir puedo comprarlo de nuevo

-Dejar ir lo que no me hace feliz me quitó un gran peso de encima

-No soy mis cosas

-No soy mis pensamientos

-No soy mi dolor

-No soy mi pasado

-Tener mas espacio en mi casa hace que tenga mas tiempo y mas espacio en mi mente para ver lo realmente importante

-Mantener cosas guardadas requiere tiempo y dinero

-No he vuelto a necesitar ni usa sola cosa de las que me deshice, y no he extrañado ninguna!

-Soltar el miedo a soltar me ha dado libertad…

Y tú? que estás esperando para soltar el miedo a soltar?

 

 

¡Si te gustó, compártelo!

Comentarios